La docencia remota presenta como desafío el adaptar nuestras metodologías de trabajo a un ambiente completamente digital. Esto implica que, para generar dinámicas que permitan la participación y colaboración de nuestros estudiantes y, que favorezcan el desarrollo de aprendizajes significativos, debamos hacer uso de herramientas tecnológicas que se adapten a las estrategias de aprendizaje que se implementaran.

Colaboración y participación en línea